LENTILLAS A TU MEDIDA

Hoy en día prácticamente todo el mundo puede usar lentes de contacto, independientemente de la graduación que tengas, ya sea miopía, astigmatismo, hipermetropía o presbicia (vista cansada). Incluso pueden usar lentillas usuarios operados con láser cuya miopía ha vuelto a salir, o aquellos con ojo seco que hace años tenían problemas para encontrarse cómodos con las lentillas.

Existen materiales muy novedosos, así como soluciones de mantenimiento y complementos de limpieza o de lubricación que hacen que usar lentillas sea cada vez más cómodo y tenga más ventajas.


lentedecontacto

El proceso para realizar una correcta adaptación de lentes de contacto requiere las siguientes pruebas:

  • EXAMEN VISUAL (graduación y agudeza visual)
  • Exploración del polo anterior con BIOMICROSCOPIO (para comprobar el estado de salud ocular)
  • TOPOGRAFÍA CORNEAL (estudio de toda la curvatura corneal)
  • Entrevista personal con el paciente acerca de sus hábitos y necesidades para poder elegir la lente con el periodo de reemplazo adecuado a su ritmo de vida.
  • Iniciar adaptación con lentes de prueba y enseñar al paciente todo lo necesario para su manipulación y cuidados.
  • Revisiones periódicas durante el primer año para comprobar el buen mantenimiento de las lentes y el buen estado ocular. A partir de ahí se recomienda una revisión anual.

Entre los tipos de lentes de contacto a utilizar encontramos:

  • Lentillas desechables: de reemplazo diario, semanal, quincenal, mensual, trimestral, lentes cosméticas (de colores)
  • Lentillas de reemplazo anual:
    • Lentes blandas de parámetros especiales
    • Lentes RGP
    • Lentes híbridas
    • Lentes semiesclerales
    • Lentes de ORTO-K (que corrigen tu miopía mientras duermes)

La técnica ORTO-K es una técnica de adaptación de lentes de contacto especiales que por sus características consiguen hacer un moldeo de la superficie de tu córnea (donde se apoya la lentilla) de manera que mientras duermes damos la forma deseada a dicha superficie para que al despertar y quitar las lentillas hayamos “rebajado” la graduación existente en tu ojo.

El ORTO-K es totalmente reversible, de manera que si en algún momento abandonas el uso de estas lentes, tus ojos vuelven a su estado original y puedes volver a usar tus gafas o tus lentillas diurnas. 

Existen numerosos estudios que avalan científicamente que el uso de lentes de ortoqueratología (orto-k) es el único método que garantiza en los jóvenes un freno en la progresión de su miopía, por eso se recomienda a niños y adolescentes como método de control de miopía.